Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘amor’

La historia parece complicada, pero es perfectamente simple, y lógica.

Tenemos un pato homosexual despechado que se volcó de manera compulsiva al estudio del arte del tejido. Se había arraigado en el la idea de dominar la industria textil y, de esa manera, estancar las modas y producir una parálisis destructiva en el avance de la cultura homoerótica.
Tenemos a su brazo armado, su fuerza de choque, un perro con trastornos esquizofrénicos que se adhiere a cualquier plan relacionado con la posibilidad de imponer en el mundo el caos y el desconcierto. El perro cree que ese es el único modo de lograr un acercamiento a lo sagrado.
El pato es la pericia fina, el cerebro; el perro, la fuerza.
Para imponer el orden tenemos al ex novio del pato: un policía honorario con el coeficiente intelectual de una palta, compensado por una osadía iresponsable y una violencia sexual exacerbada que lo impulsan a tomar decisiones arriesgadas.

En esa lucha entre el bien y el mal hay mujeres buenas y malas que intentan tomar provecho de la situación; aprovecharse de las debilidades de uno, de la incontinencia sexual de otros; canalizar tanta fuerza en beneficios pragmáticos y palpables.

Pero nadie les da bola. Es una cuestión de hombres, de patos, de perros y putos. No hay racionalidad. No hay lugar para las mujeres. Ni madres, ni prostitutas.

Es lógico, entonces, es simple. El pato sigue tejiendo; el perro a veces muerde al policía, otras, el policía lo convence, lo lleva a su casa y pasan noches de amor memorables.

Anuncios

Read Full Post »

Página 15

cuaderno15.jpg

No tiembla de miedo el perro, porque sabe que no hay nada que pueda hacerle un hombre deforme con un candelabro, una rata embaucadora y con mirada turbia ni una clavera desdentada con el pelo seco y tupido como un pastizal de cardos grises.
No tiembla por esas cosas. El perro saba a qué temerle. Sabe lo importante y descarta el resto.
El perro tiembla porque sabe que alguien mueve la cola y lo quiere y tiene que hacerse cargo de la intensidad de ese amor.

Read Full Post »

Página 12

cuaderno12.jpg

Como sea, lo que se muestra, engaña. Las mejillas curtidas y la mirada turbia hundida en la sombra del sombrero del jefe. El reflejo del sol, despertado a los animales raquítios, desdentados, del circo. Un tipo con granos, casi calvo que ríe y aprieta los dientes. Dice ser mago . Dice que lo que se muestra engaña. Lo que dice el payaso recortado de un papel y pegado sobre un fondo de acuarelas. Lo que dice y la cara que pone cuando lo dice.
O el tipo con palabra AMOR escrita en inglés en su remera, que viene a ver la segunda función del tercer día en todos los pueblos. Como sea. El día que avanza, el jefe, el mago, el payaso de papel, el espectador único y reiterado, insisten. Piden algún lugar, algún hombre disfrazado donde depositar la verdad y golpearla.

Read Full Post »